Luces del siglo

El tiempo - Tutiempo.net
Lucesd del Siglo Logo Agencia Reforma Logo

Adiós a los caminantes

8 noviembre, 2018

Hay personas que estuvieron conmigo desde el primer día.

 

 

 

Rodolfo G. Zubieta
Agencia Reforma
NUEVA YORK, EU 03-Nov-2018 .-Cuando el mundo está infestado por zombis y lo peor de la raza humana acecha en cada esquina, nadie está a salvo… Ni siquiera el protagonista de una serie tan exitosa como The Walking Dead.

 

En un giro que tomó por sorpresa a todos los fans, Andrew Lincoln anunció a mediados de este año que abandonaría definitivamente el programa en que durante nueve años interpretó a Rick Grimes, pues quería dedicarse de lleno a su familia.

 

“Creo que le he dado la mejor parte de mi carrera profesional a este show. Obviamente seguiré trabajando y mi relación con la serie está muy lejos de terminar al cien por ciento”, aseguró en entrevista exclusiva.

 

“Quiero seguir laborando en Estados Unidos, es un país que me ha dado mucho, pero comprometerme de nuevo seis o nueve años a otro proyecto con sangre, sudor y lágrimas, no está en lo absoluto en mi radar”.
De esta forma, Lincoln, quien decidió ser actor pensando que eso le traería más conquistas, cierra un ciclo importante en una carrera de casi 25 años, en donde ha producido, escrito y dirigido por igual.

 

“What Comes After”, su último episodio dentro de The Walking Dead, se transmite hoy en Estados Unidos y mañana en México por Fox Premium.

 

¿Qué le has aprendido a Rick Grimes en todos estos años?
¡Muchísimas cosas! Trabajar en Estados Unidos es un sueño que siempre tuve en mi vida. Desde que iba a la escuela de actuación, me atrajo ese estilo de los actores estadounidenses, tan vernáculo y de método; es un estilo que siempre admiré.

 

“En estos nueve años, casi todos los miembros del sindicato de actores han participado en el show, sólo para que yo termine matándolos, ¡ha sido una experiencia maravillosa!”.

 

¿Qué tanto extrañarás la producción de la serie?
Quien haya visitado Atlanta, Georgia, que es donde filmamos, sabe muy bien las condiciones climáticas tan extremas que tiene. ¡Hace mucho calor y es muy difícil rodar así!
“Eso, entre muchas otras cosas, me ha enseñado una reveladora ética laboral. Antes la tenía, me interesaba mi trabajo, pero el nivel de cuidado y de profesionalismo con el que se hace la serie día a día, es una de las cosas que siempre vivirán en mi corazón y en mi mente”.

 

 

¿Cómo fue tu último día de rodaje en The Walking Dead?
¡Destruí parte del set! ¡Fue jodidamente incómodo! Estábamos haciendo una secuencia que se me hacía muy interesante y quise comprometerme con la acción, me clavé mucho con lo que estaba haciendo y, sin querer, jalé un cable y todo se vino abajo.

 

“Lo peor de todo es que casi todo le cayó a un operador de cámara, quien se pegó en la cabeza, sin contar que tuvieron que rehacer todo el set. Fue muy avergonzante, me tuve que disculpar y no podía creer que me iría con ese tropiezo. En mi discurso de despedida le pedí perdón muchas veces a este chico”.

 

¿Qué es lo que más te duele de dejar el show?
La gente con la que trabajé. Hay personas que estuvieron conmigo desde el primer día, personas muy trabajadoras, profesionales y los mejores colegas con los que me he topado. Ellos son el verdadero testamento, el legado de esta serie, y es lo que más me llevo, lo que más se me dificulta abandonar.

 

Pero no te vas del todo, ¿o sí?
Me invitaron a dirigir unos episodios después de que terminé con el show, así que aún regreso al set como si nunca me hubiera ido y, créeme, ¡me arrepiento inmensamente por decidir retirarme de la serie! No, la verdad es que sí hice lo correcto, pero es cierto que extraño mucho a las personas, la dinámica de trabajo, la colaboración entre departamentos y la camaradería de todo el equipo.
“Lo que me tranquiliza es que estoy dejando el show mucho mejor que como lo encontré en un inicio. En la novena temporada regresamos mucho a la esencia de la historia, a las raíces, y eso me hace muy feliz”.

¿A quién extrañarás más de tu equipo de trabajo?
A todos, pero Norman Reedus es como mi hermano. Seguiremos haciéndonos bromas hasta el final de los tiempos. Recuerdo que una vez metió muchísima brillantina en el aire acondicionado de mi coche… ¡hasta la fecha siguen saliendo pequeñas partículas brillosas cuando prendo el aire!
“De pronto las veo volar de forma solitaria y posarse exactamente en medio de mis ojos. ¡Por eso sé que jamás olvidaré a ese cabrón! Eso fue hace tres años, y las secuelas siguen hasta el día de hoy.

 

¿Te llevaste algo del set antes de despedirte?
Mi sombrero no sé quién se lo llevó, y yo quería que me dieran mis botas, pero tampoco me dejaron. Al final sólo me quedó la barba, pero mi esposa la odiaba y me la tuve que cortar.

 

ASÍ LO DIJO
“Cada vez que me despierto, paso el día con mi familia y veo el rostro de mis hijos, sé que tomé la mejor decisión de abandonar la serie. No lo cambiaría por nada”.
Andrew Lincoln, actor.

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *