Luces del siglo

El tiempo - Tutiempo.net
Lucesd del Siglo Logo Agencia Reforma Logo

Lo mejor de su historia

8 noviembre, 2018

La eterna “Mujer Bonita” de Hollywood acaba de cumplir 51 años.

 

Juan Carlos García
Agencia Reforma
TORONTO, Canadá 03-Nov-2018 .-Su gran sonrisa de un blanco inmaculado y simetría casi perfecta es el distintivo por excelencia de Julia Roberts, aunque su legado cinematográfico va más allá.
La eterna “Mujer Bonita” de Hollywood acaba de cumplir 51 años, y ella dice sentirse fascinada con la experiencia adquirida y en total sincronía con su espíritu.

 

“Estoy feliz con todo lo que he vivido, siempre hay aciertos y hay errores, pero el aprendizaje es necesario, y dicen que lo que te forma son los fracasos, no los éxitos.
“Y de todo lo que he hecho, no me arrepiento de nada… bueno, algunas cosas las borraría de mi currículum, pero, ¡ahí están! Juzguen ustedes”, expresa Julia en entrevista.

 

 

 

Al hablar de su evolución a lo largo de tres décadas de carrera, va de la nostalgia (debutó en un episodio de la extinta serie de NBC Crime Story, en 1987) hasta el orgullo por la madurez que muestra en sus dos más recientes proyectos, Homecoming, para Amazon Prime, y Ben Is Back, en la pantalla grande.
Pero, ¿qué proyectos la han marcado? Ella misma te lo cuenta.

 

En los 80
“Me acuerdo que uno de mis primeros papeles fue en Miami Vice (1988). Hice a una chica que se llamaba Polly o Molly, y me sentí en la luna pues tenía mucho rating. Me sirvió muchísimo, empecé a recibir muchas llamadas, llegó mi agente y se me abrieron muchas puertas.
“Viví muchos días de ilusión y de incertidumbre cuando inicié mi carrera, quería trabajar y trabajar, y lo logré. En esa década conseguí una de las películas más entrañables que he hecho, Magnolias de Acero (1989). Fue un agasajo rodar con las chicas, Sally (Field), Dolly (Parton), Shirley (MacLaine)”.

 

 

En los 90
“¡Ay, no vamos a tener tiempo para todo!, pero fue genial y una época de asimilar la fama y de lidiar con esto llamado ego. Vaya que fue de muchos contrastes. Obviamente, Mujer Bonita (1990), que ha sido, creo, una de las películas más famosas y de las que la gente me sigue hablando
“Línea Mortal (1990) con el maravilloso (director) Joel Schumacher; Mary Reilly (1996), con Stephen Frears; La Boda de Mi Mejor Amigo (1997), que lo que me encantó fue Rupert (Everett), es súper divertido. A ver, hago memoria: Quédate a mi Lado (1998), que creo que sí lloré cuando la vi, y Un Lugar Llamado Notting Hill (1999).

 

Los 2000
“Bueno, obviamente mencionaría Erin Brockovich: Una Mujer Audaz (2000), no sólo por el Óscar y los premios, que fueron un gozo total, sino una temporada fascinante para mí. Fue la época en la que conocí (a mi marido) en La Mexicana (2001) y esa década nacieron mis hijos. Creo que ha sido la que más aprendizaje me ha dado. Full Frontal fue un proyecto muy arriesgado con Steven (Soderbergh)”.

 

La última década
“Es donde he mostrado ya personajes más maduros, más sólidos, acordes con mi edad. Un Corazón Normal (2014), es una película para cine que adoro, es genial. Sí, pensándolo bien todas me han gustado, no diré más de una sola.
“Um, bueno, Amar, Comer, Rezar (2010) y mis dos proyectos nuevos, Homecoming (2018), que es una delicia de trabajo con un maravilloso actor llamado Stephan James y Ben Is Back porque hago a una mujer fuerte y muy contradictoria, Holly… ¡Ay, empezamos con una Polly o Molly y acabamos con Molly”.

 

Facebook
Twitter
YouTube
Instagram

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *